La conducción inteligente últimamente se ha convertido en un estilo de vida y en un aprendizaje cada vez mayor. Los conductores se esfuerzan cada vez más para hacer de su conducción una herramienta, para mejorar su producción laboral.

El conducir eficientemente es una gran ventaja, se puede reducir el consumo de combustible en base de planificar mejor tus rutas, se ayuda a reducir las emisiones de CO2 y aumenta la seguridad vial.

¿Te gustaría ser un conductor más eficiente? Desde Seoane te dejamos una serie de consejos para una conducción inteligente.

Utiliza el sistema de climatización de tu vehículo con eficiencia

En esta época en la que el calor empieza a apretar, es común querer enfriar rápido el vehículo y para ello, solemos llevar el aire acondicionado a máxima potencia. Pero este hecho supone un mayor gasto del combustible del coche, por lo que es recomendable regular la temperatura en torno a los 21 o 22  grados centígrados para mantener una temperatura confortable y que no ponga en peligro nuestra salud con los temidos resfriados de verano a causa de los contrastes de temperatura.

No dejar el coche en marcha

Hay veces que dejamos el coche en marcha en ocasiones en las que no estamos circulando, esta práctica tan común resulta ser altamente contaminante e ineficiente. Es por, ello recomendamos apagar el coche siempre y cuando la parada dure más de un minuto, especialmente en los vehículos que no disponen del sistema Stop&Start que permite que el vehículo se apague automáticamente después de un tiempo de inactividad, controlando el consumo y emisiones del vehículo.

Controlar el exceso de peso causado por el equipaje

El verano es época de vacaciones y de viajes en carretera. También lo es de maletas y accesorios estivales con los que terminamos llenando los maleteros de nuestros coches. Es recomendable priorizar los elementos que nos van a acompañar durante las vacaciones, ya que, va a repercutir directamente en el consumo de nuestro vehículo, pudiendo causar un gasto extra del 5% del combustible y, por consiguiente, una mayor emisión de gases contaminantes. Además, un exceso de equipaje durante los viajes en carretera también puede llegar a comprometer la seguridad del trayecto, por lo que es importante que vigilemos el equipaje y garanticemos, una correcta distribución en el maletero y desprendernos de aquellos objetos innecesarios.

 Velocidad de crucero

Los cambios bruscos en la marcha suponen una gran pérdida de energía, por ello es recomendable mantener una velocidad suave y constante durante todo el trayecto. Es una actitud que a la larga favorece el cuidado del motor y, en el presente, nos permite conducir sin sobresaltos.

Ya tienes las claves para maximizar la energía de tu vehículo. Siguiendo estos sencillos consejos, contribuirás al cuidado del medio ambiente.